Estrategias Poderosas Compartir

Estrategias Poderosas Compartir creatividad y conocimientos en un mundo sin fronteras (internet). Nos hace crecer como personas.

¿Por qué publicar un ebook?

Podemos cambiar el mundo, compartiendo lo que sabemos y nuestra creatividad, en un mundo sin fronteras.

¿Cómo ayudar a otros? Compartir es "ayuda social"

¿Cómo te beneficia a ti? Si estas sin empleo puedes ganar un dinero compartiendo.
Y añadir en tu curriculum: tu libro como autor (eso viste mucho en nuestra sociedad).
Aumentas tu satisfacción personal, te sientes más realizado.


Transcripción del vídeo:

Había una vez una muchacha que vivía… No importa donde.

Trabajaba como empleada doméstica. En sus ratos libres disfrutaba escribiendo historias.

Un buen día, su trabajo como empleada doméstica terminó.

Así, pasó hacer más de lo que más le gustaba hacer. Escribir.

Un buen día se preguntó ¿si yo me lo paso muy bien escribiendo, por qué no otros se lo van a pasar muy bien leyendo?.

De hecho sus amigos se lo pasaban muy bien. Entonces decidió compartir todo lo que había escrito.

Cogió todas sus historias y las pasó a formato ebook.  Y después las público en Amazon.

Al mismo tiempo, compartía todo lo que estaba haciendo en un mundo sin fronteras, en Twitter.

En un año, los internautas compraron más de un millón de sus historias, y ella recibió 2 millones de dólares por compartir su creatividad. 

La muchacha se llama Amanda Hocking.


Todos tenemos muchas cosas a compartir en este mundo sin fronteras (Internet).

Has hecho muchas cosas, todo lo que has vivido hasta ahora, tus experiencias,… Las cosas que sabes y conoces… Tus sueños… Aquello que te hace ilusión, tus ideas, tu creatividad…

Compártelo y cambia el mundo.


Había una vez... un escritor que vivía en una casita cerca de la playa.

Se levantaba pronto para ver el amanecer, antes de empezar a escribir. Y podía ver, a lo lejos en la playa, una persona dando saltos, danzando, cada día. Hasta que el sol hacía su aparición.

Sintió curiosidad y una mañana decidió dejar su ventana y caminar hasta encontrarse con la persona danzante y descubrir lo que allí estaba pasando.

A medida que se acercaba, pudo darse cuenta que se trataba de un muchacho.

Cuando se acercó más, pudo ver la arena cubierta por estrellas de mar, y como el muchacho cogía una y la lanzaba al mar con todas sus fuerzas.

Le preguntó ¿por qué haces eso?.

Quiero salvar a las estrellas, cuando el sol ha salido la estrella que no está en el mar muere.

¿Pero no te das cuenta que no puedes salvarlas a todas?.

Aunque sea sólo una, habrá valido la pena.

Al siguiente amanecer, dos siluetas danzaban en la arena.


Comparte tus conocimientos, creatividad.

Tu tienes mucho que contar.

Estrategias Poderosas Compartir